La navegación en estado puro

solicitud de contratación

ABANDONO DEL BARCO

La desesperación y la angustia pueden llevarnos, en una situación de peligro, a abandonar nuestra embarcación de forma precipitada y sin adoptar las mínimas precauciones de seguridad.

REGLA DE ORO

SOLAMENTE SE ABANDONARA LA EMBARCACION CUANDO ESTA OFREZCA MENOS GARANTIAS DE PROTECCION QUE CUALQUIER OTRO MEDIO DE SUPERVIVENCIA, Y NUNCA SI ES POSIBLE, SIN HABER EMITIDO MENSAJES DE SOCORRO Y ADOPTANDO LAS MEDIDAS BASICAS PREPARATORIAS DEL ABANDONO.

Preparación para el abandono: